Curiosidades de Gran Canaria

Gran Canaria es una isla cuyo territorio es considerado como mágico, debido a un conjunto de cualidades que tiene y que lo hace de los más visitados a nivel mundial, ya que desde sus múltiples superficies y terrenos hasta el ambiente del lugar y sus tradiciones y costumbres, todo se combina para dar como resultado un destino completo que lo tiene todo.  

Asimismo, la isla presenta algunas características que podrían considerarse bastante curiosas y que pocos conocen, pero que hacen parte de lo que es la región. Veamos algunas de ellas con más detalle. 

Festividades de Gran Canaria 

Gran Canaria es una isla que tiene un gran número de festividades que son patrimonio cultural, y que de hecho para muchos son más razones para visitar la isla. Sin duda, la celebración más grande y relevante es el carnaval, el cual se celebra tanto en Las Palmas como también en Maspalomas. 

Como dato curioso, el Carnaval de Las Palmas es el único a nivel global que elige desde hace unos años y de manera oficial a la reina “Drag Queen”, por lo que muchas personas asisten para presenciar dicho evento, que como todo carnaval está lleno de colores, fiesta y celebraciones que poco a poco toman relevancia cultural y se hacen parte de la identidad de la isla. 

Otras festividades a destacar en Gran Canaria son la Fiesta del Charco, la Bajada de Rama de Agaete, entre otras que se llevan a cabo cada año. 

Patronazgo de la isla 

La isla de Gran Canaria cuenta con un patronazgo amplio, ya que no son una, sino dos patronas que veneran los grancanarios y que se relaciona de manera directa con su fe católica que está bastante arraigada entre el pueblo.

Por ejemplo, la patrona oficial de la isla es la patrona de Santa Ana, quien de acuerdo a las Escrituras sería la madre de María y abuela de Jesús, siendo quien bendice el territorio. 

No obstante, de manera extraoficial pero con igual respeto y arraigo, los grancanarios veneran a la Virgen del Pino, siempre presente en sus oraciones. La Basílica de Nuestra Señora de Pino en Teror es el lugar donde se ubica la imagen principal de la Virgen del Pino como advocación a la Virgen María.

Isla del golf 

Gran Canaria tiene muchos apodos, tales como la “Isla bonita” y otros, pero resulta que en el ámbito del deporte tiene un sobrenombre particular. Y es que, la región es conocida como la “Isla del golf”. 

La razón para tener dicho título es porque la primera vez que se practicó el golf en España como deporte fue en la isla de Gran Canaria, en los últimos años del Siglo XIX. 

De hecho, el golf agradaría tanto que el primer campo de nueve hoyos de toda España se construyó en Gran Canaria, que actualmente es uno de los más antiguos de todo el territorio europeo y es el Real Club de Golf de Las Palmas, una de las capitales del archipiélago. Por esa razón, muchos amantes del golf se trasladan a la isla y también se han llevado a cabo competiciones internacionales allí. 

Capitales compartidas 

Concretamente, el archipiélago de las Islas Canarias tiene dos capitales en la actualidad y que son: Las Palmas que se ubica en Gran Canaria, constituyendo la Provincia de Las Palmas junto a Lanzarote, Fuerteventura y por supuesto, Gran Canaria, mientras que la Provincia de Santa Cruz de Tenerife la conforman las islas de El Hierro, La Gomera, La Palma y Tenerife. 

No obstante, no siempre fue así y antes de las primeras décadas del Siglo XX la única capital del archipiélago era Las Palmas, hasta que luego se compartía la distinción y jurisdicción con la capital de Tenerife, alternando cada cierto tiempo la sede de presidencia de gobierno. 

Llegada de Cristóbal Colón 

En el año de 1492, Cristóbal Colón llegó al territorio grancanario con sus velas y barcos famosos antes del descubrimiento de América, ya que allí debía obtener recursos y suplementos para seguir por el viaje a mar abierto. 

En la ciudad de Las Palmas en Gran Canaria se ubica la casa de Cristóbal Colón donde el descubridor se alojó mientras estuvo en la isla, la cual puede visitarse y alberga objetos y decoración originales de la época.



Principales festividades y tradiciones de Gran Canaria

Si bien el recurso etnográfico natural de la isla de Gran Canaria es bastante grande y relevante, incluyendo desde una gran oferta de playas, larga costa, así como hoteles y resorts, arquitectura y preciosos paisajes con dunas y montañas volcánicas, la región también cuenta con las bondades etnográficas inmateriales que les dan la identidad a los habitantes de la isla.

Tales elementos son sus celebraciones, tradiciones, costumbres y estilos de vida que hacen parte de la cultura del grancanario, con un valor incalculable desde el punto de vista antropológico y que le da su sentido propio y de mucho orgullo para los habitantes de la isla y especialmente Gran Canaria. Conozcamos las principales festividades y tradiciones de la isla grancanaria. 

Carnavales de Las Palmas y Maspalomas 

La tradición y festividad más relevante de toda Gran Canaria es el carnaval, el cual se celebra en dos distintas vertientes: el Carnaval de las Palmas y el Carnaval de Maspalomas, con distintas actividades culturales y un gran itinerario que incluye una semana completa de celebraciones. 

Respecto a importancia, el primero es el Carnaval de Las Palmas que se celebra en la capital y es considerado Fiesta de Interés Turístico Nacional. Los concursos de disfraces, temática general de la fiesta, gala y elección de la reina y Drag Queen son las expresiones más representativas, contado también con las murgas, la Cabalgata y actividades especialmente dirigidas a los niños. 

El Carnaval de Las Palmas se lleva a cabo entre febrero y marzo. Por otro lado, el Carnaval de Maspalomas es el segundo en importancia pero también relevante, con más influencia entre los habitantes del sur de la isla, aunque cada vez con más visitantes ya que Maspalomas es una región turística. Las celebraciones de la fiesta tienen un toque más atrevido, nocturno y muy colorido gracias a los disfraces y desfiles. 

Bajada de la Rama de Agaete 

La fiesta tradicional de la Bajada de la Rama de Agaete es de las más importantes en la isla por su enfoque y expresión cultural y aborigen. En agosto de cada año en la localidad de Agaete al norte de la isla, los habitantes del pueblo recogen una rama y desde la plaza central la trasladan hacia el lugar donde está la Virgen de las Nieves. 

La peculiaridad es que la peregrinación se hace bailando, gracias a una banda sonora musical que incluye canciones tradicionales, mientras acompañan unos personajes singulares conocidos como “papahuevos”, que son unos muñecos con cabezas grandes y cuerpo particular que representan a personajes importantes del pasado de la isla. 

Este tipo de celebración es como un ritual musical que tiene inspiración aborigen, pero se combina de manera clara con la cultura y creencia religiosa del pueblo. Además, a modo de entretenimiento los habitantes de la localidad desde sus casas les lanzan agua a los que van completando el camino. Por su relevancia cultural, la Bajada de la Rama de Agaete es considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional. 

Fiesta del Charco 

Al norte de la isla de Gran Canaria se encuentra un pueblo costero muy colorido llamado Aldea de San Nicolás. Cada 11 de septiembre, por razones históricas relacionadas con la cultura pesquera de Gran Canaria se celebra la Fiesta del Charco en esta región, la cual puede ser considerada muy curiosa por sus características y lo que se lleva a cabo, mencionando también su inspiración prehispánica. 

Y es que, en Aldea de San Nicolás se encuentra La Marciaga, siendo un increíble charco o formación de agua. En este lugar, la gente de la localidad y visitantes fraternizan y comparten distintas actividades como bañarse, pescar y disfrutar del sol, pero todo en comunidad y en el espacio del charco donde fácilmente pueden reunirse miles de personas. 

Lo más interesante de la fiesta es sin duda su origen, ya que la celebración en el charco conmemora una acción que llevaban a cabo los aborígenes y nativos canarios al pescar: para que fuese más fácil obtener los peces y sacarlos del agua, dichos nativos añadían al agua mezclas y combinaciones de plantas canarias, que hacían a las especies adormilarse. Las plantas eran la savia y los cardones, dando origen a esta fiesta fraternal.